Hay muchos signos corporales que nos ponen sobre aviso del deterioro de nuestra circulación con tiempo suficiente para poder hacer el cambio necesario en nuestro estilo de vida antes de que sobrevenga un accidente. 

- Dedos que se enfrían

- Brazos y piernas que se duermen

- Pesadez de piernas y brazos

- Acorchamiento de piernas y brazos

- Calambre en las manos al escribir

- Pliegue agudo en diagonal el lóbulo de la oreja

- Sensación de cosquilleo en labios y dedos

- Un corto paseo causa muchos dolores

- Pérdida de memoria

- Impotencia y frigidez

- Tobillos inflados al final del día

- Tos persistente y molesta

- Falta de aliento al menor ejercicio

- Necesidad de orinar dos o tres veces por la noche

- Un anillo blanco alrededor de iris del ojo

- Hipertensión

- Vértigos y mareos


Cuantos más síntomas confluyan en un individuo mayores son las posibilidades de que su circulación esté deteriorada.

Varices y hemorroides

Son lesiones importantes que manifiestan bien a las claras, no pasan inadvertidas, el avanzado estado de degeneración del sistema circulatorio.

Arteriosclerosis

Básicamente proviene de una lesión arterial por engrosamiento, debido a depósitos localizados de lípidos y otros elementos de desecho, conocido como ateroma. Es más frecuente en individuos hipertensos, fumadores, obesos, diabéticos y también en aquellas personas con una tasa de colesterol y triglicéridos alta en sangre

Hay una larga lista de factores dietéticos y de estilo de vida potencialmente causantes de la arteriosclerosis:

- Fumar

- Consumo de aceites y grasas saturadas y rancias

- Conservantes alimenticios tales como nitratos, nitritos, etc.

- Inhalación de monóxido de carbono de tubos de escape de los coches

- Estreñimiento crónico

- Beber y bañarse en agua clorada

- Radiaciones, rayos X, gamma, ultravioletas

- Estrés en el trabajo o en la vida familiar, social

- Falta de ejercicio físico regular

- Bebidas con cafeína, café, té y cola

- Consumo regular de azúcar refinado


El sistema circulatorio es el encargado de aportar a todos los órganos del cuerpo los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento. También transporta hormonas, permitiendo así un sistema de información entre los distintos órganos y sistemas del cuerpo. Además, recoge los productos de desecho canalizándoles para su eliminación.

Cualquier deficiencia en nuestro sistema circulatorio debe afectarnos integralmente disminuyendo nuestras capacidades y nos sitúa como candidatos al infarto. 

Recomendamos

- Para mejorar la circulación arterial: Vinca menor, ginkgo biloba, espino blanco, árnica, melisa

- Para mejorar la circulación venosa: Ciprés, rusco, castaña de indias, salvia, propóleos, milenrama

- Para mejorar la memoria: Vinca menor, espino blanco, ginkgo biloba, fosfatidilcolina, fosfatidilserina

- En problemas de varices y hemorroides: Ciprés, nogal, milenrama 

- Para contrarrestar el exceso de colesterol de la dieta: fitosteroles, lecitina de soja

Además, se hacen muy recomendables todas las vitaminas de grupo B más todos los antioxidantes (por ejemplo levadura de cerveza, bayas de goji o jugo estandarizado de goji).

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted