Problema de metabolismo que se manifiesta con fatiga crónica, dolor en la parte superior derecha del abdomen, en general con molestias y pesadez después de las comidas, pero también es cierto que en algunos casos la persona no tiene ningún síntoma, otras veces permanece el hígado algo agrandado pero sin dolor. 

Se trata de una acumulación anormal de grasa en el hígado que si no se trata puede terminar en una cirrosis irreversible.

En algunos casos, este problema se relaciona con alcoholismo, pero en la mayoría se relaciona con la obesidad y altos niveles de colesterol y triglicéridos. La diabetes ll es un factor de desequilibrio metabólico.

Nutrición para el hígado graso

Evitar las pérdidas y ganancias rápidas de peso, propio de los personas que hacen dietas, por ser un factor que aumenta el riesgo de padecer hígado graso. Lo mejor es buscar una dieta adecuada que cubra nuestras necesidades nutricionales y mantenga el peso y, si procede, que perdamos o ganemos peso lentamente hasta que consigamos nuestro peso perfecto y nuestro equilibrio. 

Como pautas básicas de alimentación a seguir, se recomienda no consumir leche animal, dulces, grasas animales, salsas, alcohol y tabaco.

La dieta adecuada contendrá suficientes proteínas (sobre todo de procedencia vegetal), alimentos ricos en fibra (cereales y vegetales), que nos ayudará a absorber menos grasas y azúcares de la dieta. Legumbre, semillas en general, frutos secos crudos en pequeñas cantidades nos ayudan a tener a raya el colesterol y además aportan minerales y vitaminas y una cantidad importante de proteína de buena calidad y también fibra.

Hay que prestar atención a los antioxidantes, las vitaminas C y E y el selenio.

Un edulcorante correcto puede ser el sirope de ágave, sirope de cereales, panela, sirope de savia, en pequeñas cantidades.

Otro buen aliado en esta causa es el limón, tomarlo disuelto en agua y en ensaladas.

Propuesta de algunas ayudas que pueden ser una solución

Rábano y alcachofera, una ampolla en ayunas y otra antes de la comida de mediodía.

Dieta correcta personalizada: Ovo lato vegetal o similar.

Desmodíum, cardo mariano, alcachofera (infusión, gotas, capsulas, ver) para después de las comidas.

Preparado vitamínico mineral entidegenerativo.

Verde Alfalfa.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted